Almacenamos o accedemos a información en un dispositivo, tales como cookies, y procesamos datos personales, tales como identificadores únicos e información estándar enviada por un dispositivo, para anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido e información sobre el público, así como para desarrollar y mejorar productos.
Con su permiso, podemos utilizar datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características de dispositivos. Puede hacer clic para otorgarnos su consentimiento a nosotros para que llevemos a cabo el procesamiento previamente descrito. De forma alternativa, puede acceder a información más detallada y cambiar sus preferencias antes de otorgar o negar su consentimiento. Tenga en cuenta que algún procesamiento de sus datos personales puede no requerir de su consentimiento, pero usted tiene el derecho de rechazar tal procesamiento. Sus preferencias se aplicarán en toda la web. Más información.

Reducir

Hipoterapia

El programa de Hipoterapia (Terapia Asistida con Caballos), actualmente se lleva a cabo con la Asociación Asturiana de Terapias Ecuestres.

La Hipoterapia se basa en el aprovechamiento del movimiento del caballo para la estimulación de los músculos y articulaciones del jinete. De esta forma, se convierte en un tratamiento por medio del cual el paciente está expuesto a movimientos de vaivén que son enormemente similares a los que realiza el cuerpo humano al caminar. A nivel físico la Hipoterapia ha demostrado ser capaz de mejorar el equilibrio y la movilidad, actúa también en otros planos como el de la comunicación y el comportamiento. Pero si hay un punto diferenciador, que influye notablemente en la obtención de resultados positivos, es que la Hipoterapia es asumida por el usuario como una diversión. Se desarrolla al aire libre, pudiendo disfrutar de cuanto le rodea.

Esta terapia aportará al usuario beneficios físicos y del sistema nervioso que se traducen en mejoras del equilibrio, la coordinación y la postura, aumento del control de las habilidades motoras, regulación del tono muscular, aumento de la fuerza y de la flexibilidad muscular, prevención de contracturas, y concienciación del esquema corporal.